Chorizo ibérico de bellota loncheado
zoom_out_map
chevron_left chevron_right

Chorizo ibérico de bellota loncheado

Embuchado en tripa natural Cular, el Chorizo ibérico de bellota es atractivo y vivo, por fuera y por dentro. Lograr su perfecto equilibrio es un desafío que se supera con la destreza en la sabia combinación especias y la mejor materia prima.

Se elabora a partir del manto, la pluma, el secreto y la presa. El pimentón es la nota distintiva del chorizo ibérico de bellota Arturo Sánchez pero siempre sutil y no definitiva. Ofrece un conjunto de sensaciones único: por su materia prima, por su meticuloso secado en campana al calor de la leña de encina y por su pausada curación natural durante más de seis meses.

  • Sobre de 80 g
  • Mínimo 6 meses de curación natural
  • Elaborado con Presa, Pluma, Secreto y Manto
  • Cerdo ibérico de doble montanera

Chorizo ibérico de bellota loncheado

Embuchado en tripa natural Cular, el Chorizo ibérico de bellota es atractivo y vivo, por fuera y por dentro. Lograr su perfecto equilibrio es un desafío que se supera con la destreza en la sabia combinación especias y la mejor materia prima.

Se elabora a partir del manto, la pluma, el secreto y la presa. Su aderezo, un adobo fruto del ingenio y el saber hacer de nuestra familia.

Una precisión que no responde a las medidas matemáticas sino a la habilidad que da la experiencia. Sus atributos sensoriales están hermanados, para que ninguno eclipse al resto.

El pimentón es la nota distintiva del chorizo ibérico de bellota Arturo Sánchez pero siempre sutil y no definitiva. Ofrece un conjunto de sensaciones único: por su materia prima, por su meticuloso secado en campana al calor de la leña de encina y por su pausada curación natural durante más de seis meses.

El envoltorio en tripa natural denominada cular y el atado a mano denotan ya la artesanía que encierra una pieza realmente fascinante.

El chorizo ibérico de bellota es suculento y rotundo pero suave, fino y delicado. La demostración de que los opuestos no siempre están reñidos y juntos ofrecen una experiencia asombrosa.

Aspecto del Chorizo de bellota

  • Atractivo por su color, vivo y halagador, por la forma más auténtica que sólo tienen los productos de artesanía, por el embuchado manual en tripa 100% natural. Es frágil al corte por la calidad del picado y por la elaboración casera.
  • El rojo brillante se entremezcla con el blanco y rosado de una grasa distribuida al arbitrio de los métodos tradicionales, lejos de la uniformidad de los procesos rápidos de la maquinaria.

Textura del Chorizo de bellota

  • De textura amplia y grata, presenta un relieve placentero, con volumen.

Aroma del Chorizo de bellota

  • Aroma sutil y elegante, incisivo y firme. Se percibe un cojunto de gran equilibrio entre los aromas a carne, especias y ahumados, todos ellos netos y francos.

Sabor del Chorizo de bellota

  • Contundente y suave al mismo tiempo. Perfecto equilibrio entre dulce y salado, con un fondo picante agradable y delicado.
  • Por ello, tiene un gran arranque en boca y su sabor persiste de forma tenue, sin anular el paladar.

Chorizo ibérico de bellota

KJ/KCALPROTEÍNASGRASAS
1787/430 30.2 g 33,4 g *Saturadas (12.4 g)
HIDRATOS DE CARBONOAZÚCARESSAL
2.2 g < 1.2 g 4.8 g

INGREDIENTES: carne y grasa de cerdo ibérico de bellota, sal, pimentón, ajo, orégano, dextrina, dextrosa, azúcar, corrector de acidez (E-331iii), conservadores (E-252 y E-250) y antioxidante (E-392). Tripa natural

Producto sin gluten y sin lactosa

Conservar entre 0 y 6 ºC

Chorizo iberico de bellota

Se debe cortar al gusto: más fino, para despertar el paladar gradualmente o más grueso para lograr más intensidad desde el inicio.

Conseguir una loncha perfecta y homogénea no es el objetivo con un chorizo casero como éste. Lo imprescindible es recrearse, primero en su fresco aroma a especias y ahumados y, después, en su untuosidad, su equilibro de sal y su punto justo de picante.

Es un chorizo ibérico de bellota sabroso y suave, puede tomarse solo y a placer porque no satura y no repite. Con el pan sigue siendo un rey y cada vez más chefs lo combinan con sabores tan variados como el foie o el chocolate. No tiene límites.

Tinto en todas sus variantes y vinos rosados de Navarra, Cigales y Utiel Requena son las mejores opciones para acompañar un buen chorizo ibérico de bellota de Arturo Sánchez.

También podría interesarle