NO TODOS LOS JAMONES IBÉRICOS SON IGUALES

El jamón ibérico con doble montanera, un placer antioxidante

Un estudio de CSIC-CIAL demuestra que el jamón ibérico tiene más propiedades antioxidantes cuando proviene de cerdos alimentados durante dos montaneras.

La convicción familiar era que nuestros productos, además de tener una aroma, sabor y textura únicos, eran más saludables para los consumidores, pero, ¿cómo saberlo a ciencia cierta? En este punto, el camino de Arturo Sánchez se cruzó con el del Consejo Superior de Investigaciones Científicas gracias al comité de Ciencia y Gastronomía de FACYRE para participar en un estudio cuyos resultados apuntan que las propiedades antioxidantes pueden significar beneficios para la salud del consumidor.

Por primera vez decidimos poner todos nuestros conocimientos y experiencia en la elaboración de ibéricos bajo la lupa de la ciencia con el objetivo primordial de comprobar si nuestro método de elaboración, perfeccionado a lo largo de 4 generaciones, tiene beneficios sobre las propiedades saludables del producto final.

Tras 18 meses de investigación, el estudio evidenció que la capacidad antioxidante del jamón ibérico aumenta durante el proceso de curación del jamón por lo que el jamón ibérico de los cerdos que se habían alimentado durante 2 temporadas con bellota posee casi el doble de capacidad antioxidante respecto al grupo que no consumía bellota o que consumía bellota solo durante una montanera.

La evidencia científica confirma ahora que las dos montaneras que nuestros animales completan, aportan a nuestros productos, además de un sabor excepcional y único, unas propiedades beneficiosas para la salud de nuestros consumidores.

Puedes acceder a toda la información sobre el estudio a través de este enlace.

Estudio jamón de bellota